X Mundial de salsa en Cali

 

Fruto de este esfuerzo mancomunado de la Alcaldía, las asociaciones y sin lugar a dudas, de los propios artistas, es que cientos de turistas nacionales y extranjeros, programan su visita a la urbe, para la época del mundial.  La cifra de visitantes podría llegar a las 5.000 personas, que vienen a inyectar recursos a la economía, mediante el uso de los servicios hoteleros, restaurantes, establecimientos de diversión nocturna y academias de baile.

Los 10 años del Festival, un evento muy joven además, se ha renovado poco a poco y a su alrededor hay una gran industria que gracias a los esfuerzos de la Secretaria de Cultura y Turismo se va perfeccionado cada vez más. Cali es Salsa y eso ya hace parte de los sentimientos de los caleños.

Ha sido también importante para el Festival el fortalecimiento económico que se da en torno a esta expresión y que se ve reflejada en “Exposalsa”, un espacio que congrega a expositores, melómanos y coleccionistas.

El componente académico cada vez se afianza más con talleres, conversatorios, homenajes y reconocimiento a los personajes que hacen la historia de la Salsa tanto local como internacionalmente.

No hay que dejar de lado que para Cali, es de gran importancia que exista un evento ya institucionalizado y que debido a su organización, ha alcanzado los 10 años de realización exitosa reafirmando ante el mundo la imagen que se tiene de Cali como una ciudad salsera.

Es por todo esto que las más importantes orquesta del género quieren venir a la ciudad y que muchos bailarines del exterior estén ansiosos por aprender a bailar como lo hacen los caleños, quienes van por el mundo conquistando aplausos y trofeos y además ya contratados por agrupaciones en otros lugares del planeta.

Los logros alcanzados hasta hoy no son esfuerzo de una sola entidad, por el contrario, la ciudad reconoce que este ha sido un esfuerzo colectivo en el que han intervenido muchas entidades, personas, asociaciones. Los gestores iníciales, o como Andrea Buenaventura, Carlos Fernando Trujillo, Eduardo Hernández, “El Mulato”, Luis Alberto Sevillano, Carlos Urresty, Umberto Valverde, Rafael Quintero, son parte importante para la realización y crecimiento del Festival.

Agrupaciones como Asobasalsa, Asosalcali, Fedesalsa han tendido su mano solidaria al evento. Promusival y Asonovas, por las orquestas. Unimel por los melómanos y los bailarines alma del Festival.

Hay que conservar  para Cali el título de Capital Mundial de la Salsa y esto solo se logra, convocando a músicos, melómanos, coleccionistas y a quienes hacer parte de la industria que gira en torno a este género musical,  para que continúen haciendo parte de este evento que se ha instalado en imaginario de los habitantes de la ciudad quienes  ven en él una forma de festejar a sus bailarines, a sus orquestas, para que luego se vayan a viajar por el mundo y sigan cosechando éxitos en nombre de la ciudad más salsera del mundo. 

Desde el comienzo del Festival la parte Académica ha tenido una especial importancia. En ese espacio se trata de realizar conversatorios y diálogos mientras dura el Festival con personajes que conocen y son protagonistas del tema. Por este escenario de los conversatorios han pasado personajes como Jairo Varela, Alexis Lozano; Cheo Feliciano; El Conjunto Clásico; Yuri Buenaventura; Willie Rosario.

Festival ha buscado perfeccionarse–dice Umberto Valverde-  se han ido logrando cosas importantes como por ejemplo, la Categoría Ensamble, que es una creación del Festival ya que en la práctica los bailarines han utilizado siempre para sus actuaciones la Salsa de New York y la boricua. Con el ensamble, que es un encuentro de orquesta y bailarines se ha logrado que se produzca música hecha por músicos caleños para los bailarines. Esto poco a poco ha ido dando resultados pues se ha abierto espacio a nuevas orquestas, a nuevos músicos.

También en estos años se  ha hecho algunos ajustes al reglamento, así lo afirma Valverde, “para que el bailarían caleño, sin desprenderse de un estilo y de la peculiaridad que ha existido en el baile desde la época del Boogaloo, en el año 1968 cuando se aceleró el disco. Se busca que esa aceleración no desfigure el tema originalmente hecho. Se han dado momentos críticos en el que las escuelas enloquecieron usando temas súper acelerados y eso está cambiando para bien del concurso”.

on October 02, 2015